Pruebas de Alcalinidad

Actualizado: 17 de jul de 2018


El pH no es el único factor importante del agua de la piscina. También está la alcalinidad del agua, la cual se relaciona con

pH. La alcalinidad indica el contenido de carbonatos, bicarbonatos e hidróxidos que el agua debe contener; estas sales actúan como reguladores de pH amortiguando sus posibles fluctuaciones. Una correcta alcalinidad debe estar entre 90 y 120 ppm.


En el caso de que su piscina tenga una alcalinidad fuera de los valores aceptables, se presentarán los siguientes problemas; si la misma es mayor a 120 ppm, el agua se pondrá turbia, el pH será alto y difícil de regular y se producirán irritaciones. En caso de que la alcalinidad sea menor de  90 ppm, el pH variará y tenderá a bajar, se presentarán corrosiones e irritaciones.

© 2020 PoolLabPR.com

Design by AMSSMedia.com