Pruebas de pH

Actualizado: 17 de jul de 2018


El pH es uno de los parámetro más importantes del agua de la piscina; su valor define si una sustancia es ácida o básica; su escala tiene un rango que va desde 0 a 14 y un pH adecuado es de 7. Agua con un pH menor de 7 (agua ácida) o mayor de 7 (agua básica). El valor ideal es 7.2 a 7.6, cuando el resultado está fuera de éste rango, el agua presentará varios problemas.


Cuando el pH es inferior a 7.2 los problemas que se presentan son: irritación en ojos y piel; inestabilización de productos clorados y corrosión en las partes metálicas que se encuentran en contacto con el agua.


Cuando el pH es mayor de 7.6 también se producen irritaciones en la mucosa, ojos y piel,, mucosas y ojos, pero a su vez, notaremos incrustaciones en las paredes de la piscina, el consumo de desinfectante será más elevado, los filtros tenderán a bloquearse y el agua permanecerá turbia.


El control de pH debe realizarse para proporcionarnos un bienestar físico y para verificar que todos los productos químicos actúen eficazmente. Cuando obtenemos un pH neutro quiere decir que el agua se encuentra estabilizada en acidez y alcalinidad.

© 2018 PoolLabPR.com

Design by AMSSMedia.com